Grados de la Incapacidad Permanente

Si ha sufrido un accidente, es muy importante que contacte con un abogado para determinar si se ha provocado una incapacidad y determinar la cuantía de su prestación. Nuestro despacho en Madrid cuenta con los mejores abogados especialistas en esta materia, contáctenos.

La incapacidad permanente es la situación del trabajador que, después de haber recibido tratamiento y haber sido dado de alta, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, y previsiblemente definitivas, que disminuyen o anulan su capacidad laboral. Esta invalidez se clasifica en función del porcentaje de reducción de la capacidad de trabajo del interesado, en los grados que exponemos a continuación:

1) Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual: se ocasiona al trabajador una disminución no inferior al 33% en su rendimiento habitual.
2) Incapacidad permanente total para la profesión habitual: inhabilita al trabajador para realizar todas las tareas de su profesión habitual, pero puede dedicarse a otra distinta.
3) Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo: inhabilita por completo al trabajador. Existe una modalidad incrementada si se trata de mayores de 55 años, debido a la presunta dificulta para obtener un empleo distinto al habitual.
4) Gran invalidez: necesita la asistencia de otra persona para los actos más esenciales de la vida.