¿Qué es la prestación por incapacidad?

Se trata de un subsidio diario que cubre la pérdida de rentas mientras el trabajador se encuentra imposibilitado temporalmente para trabajar y recibe asistencia sanitaria de la Seguridad Social.

¿Cuándo se inicia?

Desde el cuarto día de la baja cuando nos encontremos ante un supuesto de enfermedad común o accidente no laboral; y desde el día siguiente al de la baja cuando estemos ante una situación de enfermedad profesional o accidente de trabajo.

b) ¿Qué trámites se deben realizar y dónde?

Desde el inicio hasta el cumplimiento de los 365 días de la percepción de la prestación, el Servicio Público de Salud, o en su caso las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social, así como las empresas colaboradoras, extenderán los partes médicos de baja, de confirmación y alta. Por su parte, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y, en su caso, el Instituto Social de la Marina (ISM), a través de sus inspectores médicos podrán emitir el alta médica a todos los efectos.

Agotados los 365 días de la percepción de la prestación, el INSS o el ISM, son los únicos competentes para reconocer la Incapacidad Permanente, emitir el alta, o emitir una nueva baja médica, siempre que se produzca ésta última en el plazo de 180 días posteriores al alta médica por la misma o similar patología.

c) ¿Cuál es la duración de la prestación?

Tanto si se percibe por enfermedad como por accidente, será de 365 días prorrogables por otros 180, siempre que se estime que durante este último periodo es previsible la curación.

d) Causas por las que finaliza la prestación:

1) Por transcurso del plazo máximo establecido.
2)Por alta médica.
3)Por pasar a ser pensionista.
4)Por no presentarse los reconocimientos.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE