Tiempo máximo de una incapacidad temporal

El artículo 131.3 de la Ley General de la Seguridad Social establece el régimen para que tras la extinción del derecho a una prestación por incapacidad temporal pueda generarse el derecho a otra prestación por este motivo basado en la misma o similar patología.

En este supuesto la extinción de la primera prestación se da como consecuencia del trascurso de quinientos cuarenta y cinco días que marca la ley como límite para la recepción de la misma tanto si ha existido como no, la declaración de incapacidad permanente.

Los requisitos para que se genere el derecho a una nueva prestación son que entre la resolución por incapacidad permanente y el reconocimiento de este nuevo derecho por incapacidad temporal hayan transcurrido al menos ciento ochenta días y se cumplan los requisitos para poder causarla, es decir, que en la fecha de la nueva baja médica se acredite el período de cotización necesario para acceder al subsidio de incapacidad temporal derivada de enfermedad común.

Esto significa, que transcurrido el plazo máximo del reconocimiento de una incapacidad temporal, no es posible que se dé una recaída o incapacidad por la misma o similar patología antes de los ciento ochenta días establecidos por la ley.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE